Navegador incompatible

Su navegador actual o su computadora no pueden ejecutar nuestro contenido; asegúrese de que su navegador esté totalmente actualizado o intente con otro navegador. Si no funciona, intente con otra computadora.
Volver a Exámenes

Por qué hacer el GED®

Cuando te pregunten por qué deberías obtener tu diploma, una respuesta simple podría ser porque es difícil encontrar un trabajo sin un diploma de high school o su equivalente. Dependiendo de dónde vivas, tu estado podría ofrecer el GED® como el examen principal de equivalencia de high school. Hay millones de adultos en Estados Unidos que no se graduaron de high school y que son elegibles para hacer el GED®.

El certificado GED® ha sido reconocido como un sustituto válido del diploma de high school desde hace mucho tiempo. El 98 por ciento de los colleges y universidades en Estados Unidos lo aceptan en las aplicaciones de ingreso. Todas las ramas de las fuerzas armadas de Estados Unidos y la mayoría de los empleadores aceptan el GED® u otro examen de equivalencia de high school. De hecho, el GED® fue creado en 1942 principalmente para ayudar a los veteranos del ejército estadounidense a completar su high school cuando regresaron a casa después de la Segunda Guerra Mundial.

Las personas que se preparan para hacer el GED® están en un rango de edad que va desde el final de la adolescencia hasta la tercera edad, y son de diversas procedencias. Muchos de los participantes están aprendiendo inglés como su segundo idioma.

El GED® ha existido por décadas, por lo que hay mucha ayuda disponible para prepararse para este examen, ya sea en los centros locales o a través de recursos impresos a los que se puede acceder en la biblioteca de tu localidad. En algunos casos, puede haber ayuda financiera disponible para hacer el examen.

Tu centro local de educación para adultos te puede ayudar con el proceso y es el mejor lugar para empezar a prepararte para el GED®. Ingresa tu código postal aquí para encontrar tu centro más cercano.

Más información sobre el GED®
Cómo estudiar para el GED®
Cómo interpretar los resultados del GED®

Volver a Exámenes